Utilización de cookies

Para configurar esta página web de manera óptima y poder mejorar continuamente, Daimler utiliza cookies. Si continúa usando la página web, consiente la utilización de cookies.

Encontrará más información en las indicaciones sobre cookies.
Ante un peligro
Tourismo K & Tourismo RH/RH M

Ante un peligro

Antes de un accidente transcurren unos valiosos segundos en los que todavía hay posibilidades de evitar el peligro. En el Tourismo K, los sensores del ESP® y BAS detectan prematuramente situaciones críticas de conducción, como sobreviraje o subviraje, movimientos críticos de la dirección, así como frenados en seco y de emergencia.

La estabilidad direccional del tren de rodaje y una dirección suave también ofrecen una mayor seguridad de conducción. Esto se debe a la suspensión independiente del eje delantero.

El programa electrónico de estabilidad (ESP®) es un sistema activo que permite aumentar la seguridad y la estabilidad de marcha. Contribuye significativamente a reducir el peligro de derrape en tramos de curvas o maniobras evasivas. En situaciones críticas de dinámica de conducción, el sistema controla específicamente las fuerzas de frenado de cada una de las ruedas, por ejemplo, cuando el autocar circula por tramos de curvas en el margen crítico de la conducción. Al mismo tiempo, se reduce la potencia del motor. La regulación dosificada del frenado, dentro del marco de las posibilidades físicas, permite evitar el posible derrape del autocar.

El ESP® supervisa, entre otras cosas, la aceleración transversal de los autobuses y autocares. En el caso de que el autocar alcance un estado crítico de conducción en curvas largas, como las salidas de autopistas o cambios rápidos de carril, la velocidad del vehículo se reduce automáticamente hasta que se restablece la estabilidad de marcha. El ESP® es comparable al sistema utilizado en los turismos, pero ofrece funciones adaptadas y ampliadas para su uso en autobuses y autocares.

El sistema de frenado de emergencia AEBS utiliza un sistema de detección por radar para detectar tanto los vehículos precedentes como los que están parados y determina continuamente la diferencia de velocidad en comparación con su propio vehículo. Si la colisión es inevitable manteniendo la actividad de conducción sin cambios, primero se avisa al conductor, tras lo cual el vehículo realiza automáticamente un frenado parcial. Si el conductor no reacciona y existe riesgo inminente de colisión, el vehículo inicia automáticamente un frenado en seco. Esto puede mitigar notablemente las consecuencias de una colisión.

En caso de peligro inminente, la respuesta correcta del conductor es tan importante como el equipamiento técnico del vehículo. Los cursillos de conducción de seguridad OMNIplus constituyen la base ideal para ello. La atención se centra, entre otras muchas cosas, en el conocimiento práctico del comportamiento del vehículo en situaciones límite.