Ante un peligro
Citaro Ü

Ante un peligro

Ante un peligro, el conductor tiene que reaccionar con rapidez para evitar el accidente. La elevada estabilidad direccional del tren de rodaje y la respuesta serena del volante del Citaro aumentan la seguridad. Esto se debe a la suspensión independiente del eje delantero.

En el Citaro Ü se ha otorgado especial prioridad a la seguridad del conductor. En el desarrollo del nuevo Citaro Ü se ha asumido voluntariamente como estándar la directriz vigente para camiones UNECE-R 29, que define desde 1975 el espacio de supervivencia del conductor de un camión en caso de colisión frontal. El cumplimiento de la UNECE-R 29 se verifica con el ensayo de percusión con péndulo.

Una protección para choques frontales basada en la norma UNECE-R 29 y aplicada por primera vez en un autobús urbano y la estructura del armazón, más rígida que nunca, aumentan la seguridad pasiva.

La nueva puerta de la cabina del conductor puede protegerle de ataques inesperados. Dependiendo del ámbito de utilización y del grado de protección deseado, existen cuatro etapas modulares de ampliación.

El Citaro está equipado de serie con un sistema de aviso de incendio en el compartimento del motor, que supervisa las temperaturas dominantes en el mismo. En caso de exceder el valor ajustado de 160°C, el cable de detección bajo presión se rompe y advierte al conductor ante un peligro inminente con una señal de alarma acústica y un mensaje óptico en el visualizador del conductor por medio de la advertencia «Mensaje de incendio en el compartimento del motor».

Las anomalías en la operatividad y las activaciones producidas en el sistema, por ejemplo, durante una fase de detención imprevista del autobús, también son notificadas al conductor mediante el mensaje «Fallo en el sistema de aviso de incendio» en el visualizador. 

En caso de exceder una temperatura de aprox. 160°C, el conductor recibe una alarma en el visualizador con el mensaje «fuego en el compartimento del motor». Adicionalmente se emite una señal acústica de advertencia y se inicia automáticamente el proceso de extinción. 

En caso de incendio, el cable de detección (Firetrace) bajo presión se rompe y pulveriza una mezcla extintora compuesta por agua, fluido protector del radiador y un aditivo especial a través de los denominados Nozzles (difusores) por todo el compartimento del motor. El agua nebulizada se evapora debido a las altas temperaturas, liberando oxígeno. De este modo, el compartimento del motor se enfría considerablemente, se extingue inmediatamente el incendio y se impide que vuelva a arder.           

Las ventajas

  • Menor alcance de reparación tras la activación del sistema
  • La fina agua nebulizada reduce la temperatura y extingue el incendio de inmediato
  • Las sustancias que forman una película dificultan que vuelva a arder
  • Inocuo para el ser humano, los motores y los equipamientos interiores
  • Fluido extintor respetuoso con el medio ambiente y protegido contra heladas hasta los -35°C
  • Extinción automática a altas temperaturas (por encima de los 160°C o fuego)
  • El funcionamiento del sistema está garantizado en todas las posiciones de montaje

* Equipamiento opcional