Seguridad en caso de accidente
CapaCity y CapaCity L

Seguridad en caso de accidente

El autobús es uno de los vehículos más seguros, incluso en el tráfico urbano. Pero evidentemente no puede excluirse la posibilidad de que se produzcan accidentes. 

Mercedes-Benz se ha asegurado de minimizar todo lo posible las consecuencias en caso de accidente. Por ejemplo, los refuerzos en las paredes laterales del CapaCity constituyen un factor esencial de su elevado nivel de seguridad pasiva.

El CapaCity también dispone de paneles separadores, barras asidero y asientos especiales que absorben la energía en caso de colisión o vuelco. Una protección importante para los pasajeros.

La carrocería básica se basa en la acreditada tecnología de cuadernas circulares. Su ejecución es todavía más rígida, por lo que ofrece mejor protección a los pasajeros en caso de choque lateral.

La carrocería básica se ha desarrollado teniendo en cuenta la norma ECE-R 66/02, vigente desde 2017, que establece para el habitáculo un espacio de supervivencia en caso de vuelco mayor que el anterior.

La construcción de vehículos seguros es la máxima prioridad dentro del concepto de seguridad integral de Mercedes-Benz. Esto incluye todas las medidas que ayuden a minimizar las consecuencias de un accidente. Por ello, una parte importante de nuestro trabajo es también proporcionar información específica a los servicios de emergencia. Conocer de forma detallada nuestros vehículos y sus sistemas de seguridad ayuda a los servicios de emergencia a llegar más rápidamente a las personas heridas. Y a salvar vidas gracias a ello.

Si, a pesar de todas las medidas de seguridad, se produjera un accidente, es importante proporcionar primeros auxilios a los posibles heridos con la mayor rapidez.

Puesto que el conductor también puede resultar herido en caso de accidente y eso le impediría ayudar a los pasajeros, el vehículo cuenta con botiquines de primeros auxilios y extintores claramente señalizados y de fácil acceso. El botiquín de primeros auxilios se encuentra en la zona de entrada, junto al puesto del conductor. De esta manera, tanto el conductor como los pasajeros pueden atender a los posibles heridos con la máxima rapidez en caso de siniestro.