Confort para el conductor
Citaro

Confort para el conductor

La mejor protección para los pasajeros ha sido siempre y sigue siendo un conductor plenamente concentrado en su trabajo. Por ese motivo, el puesto de conducción tiene que ayudar a evitar distracciones y todos los mandos tienen que estar al alcance de la mano y poder manejarse intuitivamente. El Citaro define aquí también un nuevo estándar.

Aquí está todo en el lugar ideal. Nada debe distraer al conductor del Citaro durante el trabajo. Así rezaba el objetivo de nuestro trabajo de desarrollo. El asiento está ligeramente elevado para mejorar la visión omnidireccional. El conductor se encuentra a la misma altura que los pasajeros. Además, el frontal prolongado aumenta el espacio disponible para las piernas y mejora al mismo tiempo la protección en caso de colisión. Todo esto garantiza una posición ideal sobre el asiento en la larga jornada de trabajo.

En el Citaro resulta muy sencillo consultar los instrumentos y accionar los interruptores. Hemos optimizado tanto la forma como la disposición de los mandos e indicadores y hemos destacado el velocímetro y el cuentarrevoluciones con un color diferente. Otra novedad en el Citaro es el volante multifunción. Para moverse por los menús se utilizan las teclas de función situadas sobre el volante. Desde mensajes de estado hasta indicaciones: la pantalla en color muestra todas las informaciones de forma clara y ordenada.

El tablero de instrumentos del Citaro es tan robusto que admite incluso el montaje de dispositivos auxiliares de hasta 1,5 kg en el lado izquierdo y de 2,5 kg en el lado derecho. En tales casos es posible equipar de fábrica opcionalmente los adaptadores necesarios para su fijación, así como los correspondientes pasacables, lo que permite integrar de modo más elegante los dispositivos específicos de cada cliente. A la hora de montarlos hay que asegurarse de que no restringen el campo visual del conductor.

En el Citaro todo está a buen recaudo. Comenzando por el conductor. Esto se logra con la nueva puerta de protección, que ampara al conductor ante ataques inesperados. En función del campo de utilización y del grado de protección deseado, puede elegirse entre cuatro niveles dentro de un sistema modular.

La puerta se abre hacia delante y tiene la bisagra en la parte trasera. De esa manera, el conductor puede acceder rápidamente desde la puerta delantera hasta su puesto de trabajo, y viceversa. La nueva puerta de protección del conductor ofrece además una vía de huida en caso de un ataque.

El Citaro ha definido el estándar en el servicio regular con la suspensión independiente del eje delantero. Sus cualidades dinámicas son muy similares a las de un autocar: la elevada estabilidad direccional, gran facilidad de dirección y suspensión confortable son características que velan por un comportamiento de marcha suave y agradable.