Intouro

Intouro hybrid

El nuevo módulo híbrido permite al Intouro ahorrar hasta un cinco por ciento de combustible, lo que lo convierte en la mejor opción para el transporte de cercanías y corto recorrido.

La nueva versión híbrida del Intouro de Mercedes-Benz destaca por su extraordinaria eficiencia. Gracias a su versatilidad y su fiabilidad, se adapta a una gran variedad de aplicaciones. Con un motor eléctrico adicional, es un vehículo aun más rentable, especialmente en el transporte de líneas de corto recorrido, gracias a su capacidad para ahorrar combustible.

Se puede generar energía en atascos, con el nuevo motor del Intouro hybrid de Mercedes-Benz. Este motor funciona como un generador en las fases de frenado y arranque del autobús. La corriente transformada a partir de la energía de frenado sirve para alimentar el motor de combustión cuando está en ralentí, cuando arranca y también cuando acelera. Esto permite ahorrar hasta un cinco por ciento de combustible especialmente en servicios de línea. De este modo, el Intouro hybrid amortiza el coste de inversión en cada frenada. Disponible ahora para los modelos Intouro, Intouro M e Intouro K.

La tecnología híbrida del Intouro hybrid es tan sencilla como convincente. La energía recuperada se almacena en condensadores, tambíen conocidos como supercondensadores. Son ideales para alternar constantemente entre carga y descarga al parar e iniciar la marcha. El segundo componente central es el motor eléctrico. El grupo se posiciona en el Intouro hybrid entre el motor de combustión interna y la caja de cambios automática. Desarrolla una potencia de 14 kW y un par motor de 220 Nm. El motor eléctrico respalda al motor de combustión cuando se produce una elevada demanda de potencia. No obstante, su función no es incrementar la potencia máxima del equipo de propulsión. Por ese motivo, no varían los parámetros de potencia y par motor del autobús de cercanías. El motor eléctrico respalda más bien el motor de combustión interna, permitiendo reducir así notablemente el consumo de combustible. En comparación con otras propulsiones híbridas, en lugar de una costosa red de alto voltaje, dispone de una red separada de 48 voltios. Se trata de una tecnología de bajo voltaje y, por tanto, no resulta peligrosa. Esta es otra ventaja más a tener en cuenta del nuevo Intouro hybrid.

El vehículo con sistema híbrido de 48 V convence por su mayor rentabilidad y sostenibilidad gracias al menor consumo de combustible y a la reducción de las emisiones de gases de escape. Con este objetivo, el motor diésel se apoya en la potencia de propulsión de un módulo híbrido de alta eficiencia. El motor eléctrico de 14 kW del módulo genera energía al iniciar el movimiento y al frenar; al iniciar la marcha y al ralentí, apoya al motor diésel. El sistema presenta una gestión de energía autónoma y, por tanto, ofrece el mismo comportamiento de marcha y manejo que los conductores ya conocen.

Tecnología sin complicaciones y sin red de alta tensión: En lugar de una compleja red de alta tensión, el vehículo cuenta con una red independiente de 48 voltios. Se trata pues de tecnología de baja tensión, cuya manipulación no resulta peligrosa.

El sistema consta de un motor eléctrico, un inversor, dos módulos acumuladores sobre el techo y un circuito de refrigeración adicional para el motor eléctrico y el inversor. El robusto motor eléctrico de disco se integra entre el motor de combustión y la caja de cambios automática. Entre otras cosas, actúa como generador en la deceleración del autobús y transforma la energía de empuje en corriente al frenar. La corriente generada se almacena como energía eléctrica en los módulos acumuladores.

En cuanto el autobús inicia la marcha, el motor eléctrico asiste al grupo diésel con su par motor, la llamada fase de refuerzo de potencia. De este modo, el motor de combustión necesita producir menos potencia en el arranque, con lo que ahorra combustible. Asimismo, el motor eléctrico asiste el funcionamiento al ralentí. Mejora el grado de eficiencia del motor de combustión y contribuye a un consumo de combustible considerablemente menor y, por tanto, a menos emisiones. El concepto de seguridad del sistema híbrido gira en torno a su bajo nivel de tensión, de 48 V CC (corriente continua). Por tanto, no es necesario formar adicionalmente a los conductores y al personal de taller, tampoco hacen falta herramientas o recambios especiales para estos vehículos.