Tecnología híbrida
Citaro hybrid

Tecnología híbrida

La función híbrida del Citaro es sencilla: el motor eléctrico está integrado entre el motor de combustión y la transmisión automática. Funciona como generador al desacelerar el autobús y convierte la energía al frenar y al soltar el acelerador en electricidad, ésta se almacena como energía eléctrica. Sin la tecnología híbrida, esta energía ganada se perdería: el Citaro híbrido hace uso de ella. Tan pronto como el autobús comienza a moverse, el motor eléctrico apoya al motor diésel, la llamada fase de impulso. De esta forma, el motor de combustión tiene que aplicar menos potencia al arrancar, ahorrando así combustible. Además, el motor eléctrico admite el funcionamiento en ralentí. Esto mejora la eficiencia del motor de combustión y contribuye a reducir significativamente el consumo de combustible y, por lo tanto, a reducir las emisiones.

El motor eléctrico no sirve para aumentar la potencia máxima. Por tanto, la potencia y el par del Citaro hybrid no varía frente a un modelo de construcción idéntica con accionamiento exclusivamente de combustión interna. El número de revoluciones del motor de combustión interna no se reduce en la fase Boost. Solo desciende la potencia máxima de manera imperceptible, siendo completada por el motor eléctrico.

La interacción del motor de combustión interna para la carga fundamental y el motor eléctrico para las cargas máximas en el funcionamiento de marcha es la responsable de la elevada eficiencia energética del accionamiento. Los componentes expuestos a cargas con fuerza cambiante están construidos de manera muy robusta. Su elevada vida útil es comparable a la de los accionamientos de combustión interna habituales. El motor eléctrico está refrigerado por agua, proporciona una potencia de hasta 14 kW y puede generar un par de hasta 220 Nm.

Otro factor de la rentabilidad superior del Citaro hybrid es el eje de baja fricción y eficacia optimizada: por una parte, por el ahorro de combustible que aporta su baja resistencia de giro, pero también por sus bajas necesidades de servicio y un intervalo de mantenimiento prolongado de los 180 000 a los 240 000 km.

Su electrónica convierte la energía eléctrica almacenada como corriente continua en corriente alterna para accionar el motor eléctrico. De la gran seguridad de funcionamiento se encarga su refrigeración compacta por agua.

Con su elevada densidad de potencia, los innovadores supercapacitores con tecnología de condensadores almacenan la energía eléctrica desde y para el motor eléctrico sin apenas ocupar espacio y de manera muy segura. Han sido concebidos para cambiar entre carga y descarga de manera consecutiva y rápida durante el ciclo típico de los autobuses urbanos y cuentan con una elevada vida útil.

Parte de la elevada eficiencia energética del Citaro hybrid es también la dirección electrohidráulica intelligent eco steering de serie. Funciona de forma optimizada a demanda y contribuye también a reducir el consumo de combustible en la línea urbana.

* No disponible en versiones Low Entry.