Seguridad
El nuevo eCitaro fuel cell

Seguridad

El nuevo eCitaro fuel cell de Mercedes-Benz convence por su extraordinario concepto de seguridad activa y pasiva. Sua innovadores sistemas de asistencia a la conducción y de cámaras ayudan al conductor en situaciones críticas de conducción y contribuyen así a evitar accidentes. La sólida construcción del bastidor ofrece una protección fiable a todos los pasajeros. A esto se añade un concepto singular de seguridad, que engloba todos los aspectos de la tecnología de alto voltaje y de pila de combustible.

En el eCitaro fuel cell, la seguridad no se compone de medidas individuales. Esto se debe al amplio concepto de seguridad integral de Mercedes-Benz. Para aumentar la seguridad activa, Mercedes-Benz equipa el eCitaro fuel cell con un gran número de elementos de seguridad. Cada eCitaro fuel cell dispone de innovadores sistemas de asistencia a la conducción de última generación que ayudan al personal de conducción y reducen el riesgo de accidente. Mercedes-Benz pone a su disposición de serie el asistente de giro Sideguard Assist 2 y el Frontguard Assist, así como, opcionalmente, el servofreno de emergencia activo Preventive Brake Assist 2. La tecnología de cámaras disponible opcionalmente para el eCitaro fuel cell proporciona una mayor visibilidad y seguridad: El sistema de cámaras de 360° en el autobús rígido y el sistema de 270° en el autobús articulado permiten una mejor orientación al maniobrar. Y la nueva MirrorCam ofrece, en comparación con los retrovisores exteriores convencionales, un campo de visión notablemente ampliado para el conductor. En términos de seguridad pasiva, todos los ocupantes se benefician de una estructura de bastidor especialmente resistente. Para el conductor se ha integrado un elemento deformable en la parte delantera en caso de choque como protección adicional contra colisiones.

Mercedes-Benz también ha prestado especial atención a la seguridad del sistema de alto voltaje y del sistema de hidrógeno al desarollar el eCitaro fuel cell. Gracias a las pruebas realizadas en la pila de combustibe, el paquete de baterías y los módulos de baterías del vehículo, los sistemas son extremadamente seguros. Todos los módulos de batería se montan a prueba de choques y los cables de alto voltaje están bien protegidos. Las baterías han sido comprobadas y certificadas según las disposiciones para el transporte de mercancías peligrosas. En el caso de los autobuses rígidos y articulados, Mercedes-Benz también presta atención a una distribución óptima del peso para una conducción segura. Para ello, las baterías se distribuyen por el interior y el exterior del vehículo según un sofisticado sistema. El propio sistema de pila de combustible está alojado sobre el techo, lo que lo protege de forma óptima incluso en caso de accidente. Con un depósito interior de plástico y un revestimiento exterior de fibra de carbono, las botellas de hidrógeno de tipo 4, son ligeras y muy resistentes y están certificadas según ECE R 134. Cada una de las botellas dispone además de un sensor de presión y temperatura propio. La alimentación segura de la pila de combustible con hidrógeno de los depósitos de alta presión se realiza a través de una tubería de baja presión. Durante el repostaje, el sistema de propulsión se desconecta automáticamente para evitar que el vehículo se desplace o ruede involuntariamente. Para mayor seguridad, las tuberías de alta presión (350 bar) para el repostaje están protegidas de influencias externas.

El moderno sistema MirrorCam permite una visión clara y amplia del tráfico. Equipado con cámaras de alta resolución, maximiza la seguridad de conducción y minimiza el riesgo de accidentes. El campo visual ampliado permite al conductor detectar en su entorno a peatones, ciclistas y otros usuarios de la vía. De esta forma se da fin al ángulo muerto al girar a la derecha.

Según el vehículo, las imágenes se muestran en monitores de 7" y 15". Los dos visualizadores de alta resolución muestran los distintos campos visuales. Los fotodiodos integrados en los monitores registran la luz incidente y adaptan por separado el brillo del monitor correspondiente. Para facilitar al conductor la valoración de las imágenes, las variantes de 15" disponen de tres líneas de guía diferentes. Junto con la línea final del vehículo, de calibración fija, la línea de distancia ayuda al conductor a apreciar los objetos que se aproximan. La superposición del asistente de adelantamiento se activa al accionar el intermitente a partir de una velocidad de 10 km/h para facilitar con seguridad los adelantamientos o los giros. En el monitor está instalada la indicación para el Blind Spot Assist de forma complementaria.

El novedoso Traffic Sign Assist ofrece el máximo nivel de seguridad y confort en carretera. Gracias a la asistencia de GPS y de la cámara, la velocidad del vehículo se compara continuamente con la de las normas de tráfico vigentes.

El sistema está diseñado para proporcionar una advertencia específica y adecuada en caso de que se supere la velocidad permitida. Gracias al moderno cuadro de instrumentos, el conductor recibe señales visuales y acústicas que le llaman de inmediato la atención sobre la velocidad.

Traffic Sign Assist. El nuevo eCitaro fuel cell
Sideguard Assist 2.

El Sideguard Assist 2 es un sistema de asistencia de seguridad que ayuda al conductor continuamente en situaciones críticas de giro a ambos lados con visibilidad potencialmente limitada. El sistema debería ayudar a detectar obstáculos parados o en movimiento al girar o cambiar de carril, a evitar situaciones críticas al avisar al conductor dentro de los límites del sistema o a reducir las consecuencias de un accidente.

Las zonas laterales del vehículo están permanentemente vigiladas. De ese modo, se detectan vehículos, peatones o ciclistas que pudieran encontrarse en el ángulo muerto, tanto a la derecha, como a la izquierda. El sistema de detección por radar registra con precisión los movimientos y advierte al conductor de posibles colisiones. La intuitiva interfaz de usuario y las advertencias permiten al conductor conducir de forma segura y relajada.

Seguridad ejemplar incluso en situaciones de tráfico imprevistas: el sistema electroneumático de frenos de servicio (EBS) consigue unas distancias de frenado más cortas y un menor desgaste de los frenos. El sistema electroneumático de freno de servicio (EBS) aumenta la seguridad del tráfico mejorando la estabilidad de los frenos y reduciendo las distancias de frenado.

Gracias al control electrónico de los componentes del freno EBS, se consiguen tiempos de respuesta y aumento de presión significativamente más cortos en los cilindros de freno. El sistema reparte la presión de frenado de forma óptima entre todos los ejes garantizando así la máxima eficacia de frenado. En el caso poco probable de que se produzca un eventual fallo de la electrónica, se dispone de una redundancia neumática con doble circuito. También en este caso, el vehículo se detiene de forma totalmente segura. Como evolución del freno neumático convencional, el EBS presenta numerosas ventajas. En una frenada, la unidad de control actúa en primer lugar sobre el retardador (retardador y/o freno motor). Si se requiere una mayor ralentización, la unidad de control calcula la presión de frenado óptima para cada eje, a partir de información recibida de la red de datos. El sistema electroneumático de frenos permite reducir las distancias de frenado en comparación con un sistema de frenos neumático, además de reducir significativamente el desgaste de los discos y forros de freno gracias a la inclusión descrita de los retardadores.

El control de presión de los neumáticos, con indicación en la pantalla multifunción, es un sistema electrónico que controla permanentemente la presión de aire de todos los neumáticos. Las pérdidas de presión se muestran dentro de los límites del sistema.

La presión correcta de los neumáticos contribuye a la seguridad de la marcha y a reducir significativamente el consumo de combustible. Basta con que la presión de los neumáticos sea 0,5 bar demasiado baja para aumentar el consumo de combustible hasta en un 5 %. La electrónica de la rueda se coloca en la cara interior de cada llanta, sobre la válvula. Los sensores registran los datos relativos a la presión de los neumáticos y los transmiten al indicador.

El vehículo se equipa opcionalmente con duraderos faros de LED. El color de la luz se aproxima a la de la luz diurna y provoca menos cansancio a los ojos del conductor. Una luminosidad y un alcance mayores se encargan de reforzar la seguridad.

Las luces de cruce y largas tienen un gran rendimiento luminoso gracias a los faros LED integrados, que consumen además mucha menos energía que los faros convencionales. Estos faros iluminan la calzada con una gran amplitud y precisión. Otro factor que refuerza la seguridad es que la temperatura de la luz es similar a la luz diurna y provoca menos cansancio a los ojos del conductor. Los faros LED convencen por su larga vida útil y su baja degradación (pérdida gradual de la luminosidad).

El haz de luz de los faros LED está definido con precisión. Una luminosidad y un alcance mayores se encargan de reforzar la seguridad. Las lámparas LED son dos o tres veces más eficientes que las bombillas convencionales.

El nuevo eCitaro fuel cell

La luz de giro con tecnología LED es una función de seguridad adicional que se activa automáticamente al poner el intermitente o girar el volante. El conductor solo nota que un lado de la zona situada frente al vehículo recibe temporalmente una mayor iluminación durante el giro. De esta forma, el conductor disfruta de una mejor visibilidad en giros, accesos y curvas cerradas.

Hasta una velocidad de 25 kilómetros por hora, la función se activa junto con los intermitentes. Hasta los 40 kilómetros por hora, tiene lugar con los intermitentes y/o al girar el volante. La activación de la luz de giro depende del ángulo de orientación de la dirección y la velocidad.

Los faros antiniebla LED refuerzan la seguridad al mejorar la visión de la calzada en condiciones de mala visibilidad, además de consumir mucha menos energía que los faros convencionales. Los faros antiniebla también hacen las veces de luz de giro.

Para esta función, el faro antiniebla del lado correspondiente se enciende automáticamente al girar. Los faros LED convencen por su larga vida útil y su baja degradación (pérdida gradual de la luminosidad).

El sistema de cámaras de 360° consta de cuatro cámaras que captan el entorno inmediato del vehículo y ofrecen una visibilidad perimetral indirecta. Su pantalla de 10 pulgadas está situada en el montante A, sobre la cabina. Gracias a este sistema, es posible detectar a peatones, ciclistas y obstáculos incluso en zonas que de otro modo no serían visibles para el conductor. El sistema aumenta por tanto la seguridad, ya que se pueden detectar los riesgos de colisión y por tanto, prevenirlos.

El sistema de cámaras de 270° se compone de tres cámaras que registran la parte trasera del vehículo y generan una vista indirecta. Esta se muestra en la pantalla de 10", que puede situarse en diferentes posiciones en el puesto de conducción. Gracias a este sistema es posible detectar peatones, ciclistas y obstáculos, incluso en las zonas más difíciles de ver. De este modo, el sistema aumenta la seguridad vial, ya que se pueden detectar los riesgos de colisión y, en el mejor de los casos, prevenirlos.

Con el Preventive Brake Assist 2, Daimler Buses ofrece la segunda generación del servofreno de emergencia activo para autobuses urbanos. El sistema advierte de colisiones con peatones y ciclistas en movimiento, así como de objetos parados o en movimiento. Si se detecta un peligro agudo de colisión, se advierte al conductor con una señal acústica de advertencia y se inicia automáticamente un frenado parcial.

La cadena de avisos y la intervención en el freno han sido concebidos de forma precisa para su uso en el tráfico urbano. Preventive Brake Assist 2 advierte en caso de colisión inminente con peatones o ciclistas, así como con objetos estáticos o en movimiento. Al conductor se le advierte tanto ópticamente mediante un triángulo iluminado en rojo en el visualizador central como acústicamente e inicia al mismo tiempo un frenado parcial. El frenado se mantiene hasta que el conductor interviene, hasta que la situación ya no es crítica o hasta que el autobús se para.

Gracias a la interacción del radar frontal, el radar de corto alcance y la cámara frontal, se explora de forma constante el área de hasta 250 metros por delante del autobús. Esta función de asistencia está garantizada hasta una velocidad de 60 km/h. Con nieve, lluvia, niebla, deslumbramiento fuerte, radiación solar directa o condiciones cambiantes de luminosidad, el alcance y la detección de vehículos y personas pueden verse afectados.

El sensor de lluvia y la luz de cruce automática son sistemas de asistencia que activan funciones automatizadas mediante un sistema de sensores y liberan al conductor de las tareas rutinarias.

El sensor de lluvia aumenta la seguridad de la conducción en el tráfico, gracias a funciones de limpieza automáticas.

El sistema de limpiaparabrisas con inyectores de agua integrados aplica el líquido directamente al parabrisas.

Con su perfil innovador, el limpiaparabrisas garantiza una distribución especialmente uniforme del agua sobre el parabrisas. Con ello se aumenta el confort, se ahorra agua de lavado y se garantiza una visibilidad óptima –y con ello un plus de seguridad– gracias a un rendimiento de lavado superior.

El sistema de asistencia a la conducción Eco Driver Feedback evalúa el estilo de conducción del conductor de acuerdo con numerosos parámetros y ofrece al conductor sugerencias personalizadas. De este modo, siempre viaja un acompañante virtual que se preocupa por un estilo de conducción económico.

El sistema se activa automáticamente al iniciar la marcha. Puede memorizar los datos de conducción de dos tarjetas; al añadir un tercer conductor se suprimen los datos del primer conductor. Al mismo tiempo se memorizan datos sobre la uniformidad de marcha, el uso del freno continuo y del pedal acelerador, así como el comportamiento de deceleración y de parada del conductor. La información se puede ver en el menú de manejo/sistemas de asistencia. El conductor puede borrar manualmente los datos memorizados.

El programa electrónico de estabilidad (ESP®) reduce considerablemente el peligro de derrape y de vuelco del vehículo contrarrestando, mediante el frenado selectivo de ruedas o con el frenado total del vehículo, el derrape o vuelco del vehículo dentro de los límites físicos.

Una potente electrónica supervisa las señales de los sensores del ESP® y comprueba permanentemente si el deseo de girar del conductor y el movimiento real del vehículo coinciden. Si los valores difieren entre sí, el sistema reduce el par motor para restablecer la estabilidad del vehículo. Si esto no es suficiente, frena además ruedas individuales o todo el vehículo. La acción de deceleración del conductor se tiene en cuenta en todo momento.

La cámara de marcha atrás aumenta la seguridad durante las maniobras. Al aplicar la marcha atrás, una pantalla separada muestra el campo de visión de la cámara trasera. De esta forma, es posible detectar a viandantes, ciclistas y obstáculos en una zona que, de lo contrario, no sería visible para el conductor.

La cámara de marcha atrás se monta en el centro de la parte trasera del vehículo. La imagen se muestra en un monitor independiente situado en el puesto del conductor.