Conducción segura
CapaCity & CapaCity L

Conducción segura

En el tráfico urbano, los peligros son a veces impredecibles, por lo que es de especial importancia tomar medidas para prevenir un accidente. Por eso, Mercedes-Benz ha equipado el autobús urbano CapaCity con gran número de dispositivos de seguridad que ayudan a superar situaciones de conducción críticas.

Así, cada CapaCity y CapaCity L dispone de serie del asistente de giro Sideguard Assist 2, el Frontguard Assist, el asistente para señales de tráfico Traffic Sign Assist y el sistema de control de la presión de los neumáticos TPM (Tire Pressure Monitoring). El servofreno de emergencia Preventive Brake Assist 2 opcional advierte de la presencia de obstáculos estáticos o en movimiento, incluyendo peatones y vehículos de dos ruedas, e inicia un frenado parcial en caso necesario para evitar un accidente. Además, el Citaro puede equiparse con la MirrorCam, que garantiza una mejor visibilidad hacia atrás y hacia los lados que los retrovisores convencionales.

Según el vehículo, las imágenes se muestran en monitores de 7" y 15". Los dos visualizadores de alta resolución muestran los distintos campos visuales. Los fotodiodos integrados en los monitores registran la luz incidente y adaptan por separado el brillo del monitor correspondiente. Para facilitar al conductor la valoración de las imágenes, las variantes de 15" disponen de tres líneas de guía diferentes. Junto con la línea final del vehículo, de calibración fija, la línea de distancia ayuda al conductor a apreciar los objetos que se aproximan. La superposición del asistente de adelantamiento se activa al accionar el intermitente a partir de una velocidad de 10 km/h para facilitar con seguridad los adelantamientos o los giros. En el monitor está instalada la indicación para el Blind Spot Assist de forma complementaria.

El moderno sistema MirrorCam permite una visión clara y amplia del tráfico. Equipado con cámaras de alta resolución, maximiza la seguridad de conducción y minimiza el riesgo de accidentes. El campo visual ampliado permite al conductor detectar en su entorno a peatones, ciclistas y otros usuarios de la vía. De esta forma se da fin al ángulo muerto al girar a la derecha.

El novedoso Traffic Sign Assist ofrece el máximo nivel de seguridad y confort en carretera. Gracias a la asistencia de GPS y de la cámara, la velocidad del vehículo se compara continuamente con la de las normas de tráfico vigentes.

El sistema está diseñado para proporcionar una advertencia específica y adecuada en caso de que se supere la velocidad permitida. Gracias al moderno cuadro de instrumentos, el conductor recibe señales visuales y acústicas que le llaman de inmediato la atención sobre la velocidad.

Traffic Sign Assist

El sistema antibloqueo de frenos (ABS) aumenta la estabilidad de la marcha durante las operaciones críticas de frenado y garantiza la maniobrabilidad del vehículo. El sistema ABS distribuye las fuerzas de frenado aplicadas a cada rueda de forma que, incluso en una frenada a fondo, ninguna de las ruedas quede bloqueada y se conserve la máxima capacidad de conducción del vehículo.

La unidad de control del sistema electrónico de los frenos registra la velocidad de los rotores y sensores de rueda. Al frenar, el sistema controla la presión de frenado de los cilindros de freno de las ruedas individuales a través de válvulas de regulación. Durante los procesos de frenada a fondo y de frenado con bloqueo de las ruedas, el sistema abre y cierra las válvulas de regulación de los cilindros de freno de las ruedas de forma totalmente automática y a intervalos muy cortos, evitando así el bloqueo y protegiendo la maniobrabilidad del vehículo.

Durante la frenada a fondo y de frenado con bloqueo de las ruedas, el sistema abre y cierra las válvulas de regulación de los cilindros de freno de las ruedas de forma totalmente automática y a intervalos muy cortos, evitando así el bloqueo y protegiendo la maniobrabilidad del vehículo.

La luz de giro proporciona una seguridad considerablemente mayor, ya que mejora las condiciones de visibilidad al realizar giros en intersecciones y rotondas durante la noche, así como en maniobras hacia delante y marcha atrás.

La función se conecta automáticamente al circular hasta una velocidad de aprox. 35 km/h cuando se conectan los faros principales, se acciona la palanca de los intermitentes o se gira el volante. Al hacerlo, se conecta uno de los faros antiniebla para iluminar uno de los lados delante del vehículo que el faro principal no llega a iluminar.

La electrónica inteligente conecta o desconecta la luz de giro atenuando su intensidad, con lo que los ojos del conductor tienen la oportunidad de adaptarse al cambio de las condiciones de luz.

Con el Preventive Brake Assist 2, Daimler Buses ofrece la segunda generación del servofreno de emergencia activo para autobuses urbanos. El sistema advierte de colisiones con peatones y ciclistas en movimiento, así como de objetos parados o en movimiento. Si se detecta un peligro agudo de colisión, se advierte al conductor con una señal acústica de advertencia y se inicia automáticamente un frenado parcial.

La cadena de avisos y la intervención en el freno han sido concebidos de forma precisa para su uso en el tráfico urbano. Preventive Brake Assist 2 advierte en caso de colisión inminente con peatones o ciclistas, así como con objetos estáticos o en movimiento. Al conductor se le advierte tanto ópticamente mediante un triángulo iluminado en rojo en el visualizador central como acústicamente e inicia al mismo tiempo un frenado parcial. El frenado se mantiene hasta que el conductor interviene, hasta que la situación ya no es crítica o hasta que el autobús se para.

Gracias a la interacción del radar frontal, el radar de corto alcance y la cámara frontal, se explora de forma constante el área de hasta 250 metros por delante del autobús. Esta función de asistencia está garantizada hasta una velocidad de 60 km/h. Con nieve, lluvia, niebla, deslumbramiento fuerte, radiación solar directa o condiciones cambiantes de luminosidad, el alcance y la detección de vehículos y personas pueden verse afectados.

El Sideguard Assist 2 es un sistema de asistencia de seguridad que ayuda al conductor continuamente en situaciones críticas de giro a ambos lados con visibilidad potencialmente limitada. El sistema debería ayudar a detectar obstáculos parados o en movimiento al girar o cambiar de carril, a evitar situaciones críticas al avisar al conductor dentro de los límites del sistema o a reducir las consecuencias de un accidente.

Las zonas laterales del vehículo están permanentemente vigiladas. De ese modo, se detectan vehículos, peatones o ciclistas que pudieran encontrarse en el ángulo muerto, tanto a la derecha, como a la izquierda. El sistema de detección por radar registra con precisión los movimientos y advierte al conductor de posibles colisiones. La intuitiva interfaz de usuario y las advertencias permiten al conductor conducir de forma segura y relajada.

Si el vehículo se encuentra en un estado de marcha inestable, por ejemplo, en una calzada resbaladiza, el sistema regula la amortiguación de la articulación de forma rápida y en función de la situación. Esto estabiliza muy rápidamente el autobús articulado, dentro de las posibilidades físicas, y evita un incremento de las vibraciones en la sección trasera, o que se produzca un derrape a cause del temido efecto tijera. Así, la nueva regulación antipandeo ATC es el único sistema de su categoría que puede emular el efecto de regulación del programa electrónico de estabilidad (ESP®).

Citaro G, prueba de invierno de la protección antipandeo 2014 Rovaniemi

El CapaCity demuestra a la perfección que el tamaño de un vehículo no tiene por qué estar reñido con su maniobrabilidad. Ambos modelos, el CapaCity y el todavía más largo CapaCity L se manejan con facilidad. Y, por supuesto, la seguridad de Mercedes-Benz está integrada de serie.

El control del ángulo de pandeo dinámico Articulation Turntable Controller (ATC) proporciona un comportamiento direccional óptimo y una elevada estabilidad y maniobrabilidad. Con ayuda de ATC, el CapaCity se estabiliza muy rápidamente dentro de las posibilidades físicas y se evita un incremento de las vibraciones o el derrape de la sección trasera. De este modo, el control del ángulo de pandeo ATC consigue un efecto aproximado al de un sistema electrónico de regulación de la estabilidad (ESP®). Esto supone un nivel de seguridad todavía mayor para los autobuses articulados, y asemeja mucho el comportamiento direccional del CapaCity al de un autobús rígido.

Protección antipandeo del autobús articulado Citaro G/CapaCity L de Mercedes-Benz

Protección antipandeo, ángulo máximo de impacto 54°

 

El control dinámico ATC regula la amortiguación hidráulica de la articulación de forma rápida y, sobre todo, en función de la situación: según el ángulo de orientación de las ruedas, el ángulo de pandeo, la velocidad y la carga, entre otras cosas. Para ello, el ATC accede a los datos del bus de datos CAN.

Una visibilidad del entorno es una condición indispensable para la conducción segura de un autobús de gran capacidad, especialmente en la zona de la sección trasera. El CapaCity facilita la visibilidad gracias a su construcción con una sola articulación. Además, varias cámaras exteriores proporcionan una visión general de lo que ocurre en la sección trasera. Se pueden realizar maniobras y circular marcha atrás del mismo modo que en cualquier otro autobús de una articulación. Para una visión omnidireccional aún mejor, está disponible opcionalmente el sistema de cámaras de 270°. Además, el CapaCity y el CapaCity L se pueden equipar con la MirrorCam, que ofrece una mejor visibilidad hacia atrás y hacia los lados que los retrovisores interiores convencionales.

El CapaCity está equipado con cámaras integradas en los lados derecho e izquierdo de la zaga. De esta manera, el conductor puede controlar el área de giro correspondiente al salir de la parada y mientras circula. Para vigilar la sección trasera del autobús, dispone de otras dos cámaras laterales inmediatamente detrás de la articulación.

Para una mayor seguridad al maniobrar, Mercedes-Benz ofrece también cámaras de marcha atrás para complementar las cámaras exteriores de la parte trasera. Al acoplar la marcha atrás suena una señal acústica continua de advertencia que permite realizar las maniobras cómodamente.

Un conductor concentrado contribuye notablemente a la seguridad de conducción. Los asistentes electrónicos le ofrecen la mejor ayuda posible para ello. En el CapaCity, todas las puertas cuentan con un dispositivo inversor de sentido y de vigilancia horizontal. La tercera y la cuarta puerta son totalmente automáticas. Además, todas las puertas desde la primera hasta la cuarta son de doble batiente, lo que agiliza el flujo de pasajeros. Asimismo, para facilitar aún más la tarea del conductor, es posible controlar opcionalmente la zona de las puertas por videocámara.

Cámara exterior trasera para controlar el área de giro en la parada de autobús y al circular.

Las cámaras de videovigilancia instaladas permiten controlar lo que ocurre en el autobús. Un sistema de videovigilancia no solo puede mejorar la sensación de seguridad del conductor y de los pasajeros, sino que además puede registrar actos de vandalismo cometidos en el vehículo.

Los datos se transmiten al monitor ubicado en el puesto de conducción. El conductor del autobús puede detectar y evaluar mejor determinadas situaciones y acontecimientos que tienen lugar en el compartimento de pasajeros y, en caso necesario, reaccionar ante un peligro. El autobús está provisto de pictogramas que informan a los pasajeros de que el vehículo cuenta con un sistema de videovigilancia. La videovigilancia aumenta la sensación de seguridad del conductor y de los pasajeros, fomentando el uso del transporte público. El sistema de videovigilancia forma parte del equipamiento opcional.

Nuestro asesor de ventas de autobuses y autocares le facilitará más información sobre la utilización de la videovigilancia y el almacenamiento de datos.

Las luces de cruce y largas tienen un gran rendimiento luminoso gracias a los faros LED integrados, que consumen además mucha menos energía que los faros convencionales. Estos faros iluminan la calzada con una gran amplitud y precisión. Otro factor que refuerza la seguridad es que la temperatura de la luz es similar a la luz diurna y provoca menos cansancio a los ojos del conductor. Los faros LED convencen por su larga vida útil y su baja degradación (pérdida gradual de la luminosidad).

El haz de luz de los faros LED está definido con precisión. Una luminosidad y un alcance mayores se encargan de reforzar la seguridad. Las lámparas LED son dos o tres veces más eficientes que las bombillas convencionales.

Los faros alcanzan su máxima intensidad nada más encenderse y proporcionan una iluminación amplia y precisa de la calzada. Presentan una transición suave de claro a oscuro y un mayor alcance. Además, los faros LED contribuyen a la rentabilidad gracias a su bajo consumo eléctrico y su larga vida útil. Presentan una degradación reducida; es decir, la potencia luminosa se mantiene prácticamente constante a lo largo de toda su vida útil.