Conducción segura
Citaro Ü

Conducción segura

En el tráfico urbano, los peligros son a veces impredecibles, por lo que es de especial importancia tomar medidas para prevenir un accidente. Mercedes-Benz ha equipado su autobús urbano Citaro con un sinnúmero de equipos de seguridad que le ayudan en situaciones críticas.

Según el vehículo, las imágenes se muestran en monitores de 7" y 15". Los dos visualizadores de alta resolución muestran los distintos campos visuales. Los fotodiodos integrados en los monitores registran la luz incidente y adaptan por separado el brillo del monitor correspondiente. Para facilitar al conductor la valoración de las imágenes, las variantes de 15" disponen de tres líneas de guía diferentes. Junto con la línea final del vehículo, de calibración fija, la línea de distancia ayuda al conductor a apreciar los objetos que se aproximan. La superposición del asistente de adelantamiento se activa al accionar el intermitente a partir de una velocidad de 10 km/h para facilitar con seguridad los adelantamientos o los giros. En el monitor está instalada la indicación para el Blind Spot Assist de forma complementaria.

El moderno sistema MirrorCam permite una visión clara y amplia del tráfico. Equipado con cámaras de alta resolución, maximiza la seguridad de conducción y minimiza el riesgo de accidentes. El campo visual ampliado permite al conductor detectar en su entorno a peatones, ciclistas y otros usuarios de la vía. De esta forma se da fin al ángulo muerto al girar a la derecha.

El vehículo se equipa opcionalmente con duraderos faros de LED. El color de la luz se aproxima a la de la luz diurna y provoca menos cansancio a los ojos del conductor. Una luminosidad y un alcance mayores se encargan de reforzar la seguridad. La tecnología LED consume menos energía y contribuye a reducir los costes de mantenimiento y reparación debido a su mayor vida útil.

Otro concepto perfeccionado por Mercedes-Benz es la protección ATC (Articulation Turntable Controller) desarrollada por Mercedes-Benz para vehículos articulados. Esta corona de giro y su mando son uno de los elementos clave del Citaro GÜ: la amortiguación hidráulica de la articulación ocurre a alta velocidad y, sobre todo, apoya a la conducción.

El Citaro Ü ayuda al conductor con numerosos sistemas de asistencia a la conducción. El equipamiento de serie incluye el asistente de giro Sideguard Assist 2, así como el Frontguard Assist, que detecta peatones o ciclistas justo delante del vehículo y advierte al conductor. También el asistente para señales de tráfico Traffic Sign Assist, que señaliza al conductor si se supera la velocidad máxima autorizada. El Preventive Brake Assist 2 (opcional) reacciona ante objetos estáticos y en movimiento, peatones y ciclistas incluidos, y avisa de una colisión. Además, inicia simultáneamente una maniobra de frenado con una frenada parcial.

El novedoso Traffic Sign Assist ofrece el máximo nivel de seguridad y confort en carretera. Gracias a la asistencia de GPS y de la cámara, la velocidad del vehículo se compara continuamente con la de las normas de tráfico vigentes.

El sistema está diseñado para proporcionar una advertencia específica y adecuada en caso de que se supere la velocidad permitida. Gracias al moderno cuadro de instrumentos, el conductor recibe señales visuales y acústicas que le llaman de inmediato la atención sobre la velocidad.

Citaro Ü Traffic Sign Assist

El sistema de cámaras de 360° consta de cuatro cámaras que captan el entorno inmediato del vehículo y ofrecen una visibilidad perimetral indirecta. Su pantalla de 10 pulgadas está situada en el montante A, sobre la cabina. Gracias a este sistema, es posible detectar a peatones, ciclistas y obstáculos incluso en zonas que de otro modo no serían visibles para el conductor. El sistema aumenta por tanto la seguridad, ya que se pueden detectar los riesgos de colisión y por tanto, prevenirlos.

La imagen de la cámara de 360° está disponible hasta una velocidad de aproximadamente 30 km/h en el sentido de la marcha y en todo momento en marcha atrás. Nota: Riesgo de accidentes por cualquier elemento situado por encima de las cámaras, por ejemplo, techos elevados, retrovisores exteriores del propio vehículo u otros, etc. Las cámaras no son capaces de identificar estos elementos. Especialmente en la vista de 360°, se puede crear la impresión de que el entorno está despejado, aunque haya elementos situados por encima de las cámaras y que se encuentran en el espacio de maniobra.

El mayor grado de seguridad lo proporciona el conductor estando concentrado en su trabajo. Por ello, se prestó especial atención a la ergonomía del puesto de trabajo del conductor. En el Citaro Ü, el conductor alcanza fácilmente todos los mandos y tiene una visión perfecta de todos los instrumentos. El cambio automático y la cámara de marcha atrás facilitan igualmente la conducción. El parabrisas Opticool y el aire acondicionado regulable favorecen la concentración del conductor, por altas que sean las temperaturas.

El parabrisas Opticool y el equipo de aire acondicionado regulable por separado favorecen la concentración del conductor, por altas que sean las temperaturas. Una situación típica: un balón que rueda a la calzada, seguido de niños jugando. Es necesario frenar en seco. El sistema antibloqueo de frenos (ABS) interviene de forma electrónica y precisa sobre los frenos para evitar que las ruedas se bloqueen de forma permanente. Una ayuda adicional es la regulación electroneumática de los frenos EBS, que acorta claramente la distancia de parada, pues los frenos reaccionan con mayor rapidez y precisión.

En el servicio urbano y suburbano, los peligros son a veces imprevisibles, por lo que es de especial importancia tomar medidas para prevenir un accidente. Mercedes-Benz ha equipado su autobús suburbano Citaro con un sinnúmero de equipos de seguridad que le ayudan a salir airoso de situaciones críticas de conducción.

Desde 2014, el ESP® es obligatorio por ley en los autobuses suburbanos de la clase II. Nosotros ofrecemos ESP® como equipo opcional para el Citaro Ü de 12 m.

El programa electrónico de estabilidad (ESP®) es un sistema activo que aumenta la seguridad y la estabilidad de marcha. Ayuda a reducir el peligro de derrape en tramos de curvas o en maniobras evasivas. En situaciones críticas, las fuerzas de frenado de cada una de las ruedas se regulan de forma selectiva; por ejemplo, cuando el autocar se desplaza al límite de velocidad en las curvas. A su vez, se reduce la potencia del motor. De este modo, se evita el posible «derrape» del autobús mediante un frenado dosificado con precisión dentro de las posibilidades físicas. El ESP® supervisa, entre otras cosas, la aceleración transversal. En el caso de que el autocar alcance una situación de conducción crítica en curvas largas, como las salidas de autopistas o cambios rápidos de carril, la velocidad del vehículo se reduce automáticamente hasta que se restablece la estabilidad de marcha.

El sistema antibloqueo de frenos (ABS) aumenta la estabilidad de la marcha durante las operaciones críticas de frenado y garantiza la maniobrabilidad del vehículo. El sistema ABS distribuye las fuerzas de frenado aplicadas a cada rueda de forma que, incluso en una frenada a fondo, ninguna de las ruedas quede bloqueada y se conserve la máxima capacidad de conducción del vehículo.

La unidad de control del sistema electrónico de los frenos registra la velocidad de los rotores y sensores de rueda. Al frenar, el sistema controla la presión de frenado de los cilindros de freno de las ruedas individuales a través de válvulas de regulación. Durante los procesos de frenada a fondo y de frenado con bloqueo de las ruedas, el sistema abre y cierra las válvulas de regulación de los cilindros de freno de las ruedas de forma totalmente automática y a intervalos muy cortos, evitando así el bloqueo y protegiendo la maniobrabilidad del vehículo.

Durante la frenada a fondo y de frenado con bloqueo de las ruedas, el sistema abre y cierra las válvulas de regulación de los cilindros de freno de las ruedas de forma totalmente automática y a intervalos muy cortos, evitando así el bloqueo y protegiendo la maniobrabilidad del vehículo.

El Sideguard Assist 2 es un sistema de asistencia de seguridad que ayuda al conductor continuamente en situaciones críticas de giro a ambos lados con visibilidad potencialmente limitada. El sistema debería ayudar a detectar obstáculos parados o en movimiento al girar o cambiar de carril, a evitar situaciones críticas al avisar al conductor dentro de los límites del sistema o a reducir las consecuencias de un accidente.

Las zonas laterales del vehículo están permanentemente vigiladas. De ese modo, se detectan vehículos, peatones o ciclistas que pudieran encontrarse en el ángulo muerto, tanto a la derecha, como a la izquierda. El sistema de detección por radar registra con precisión los movimientos y advierte al conductor de posibles colisiones. La intuitiva interfaz de usuario y las advertencias permiten al conductor conducir de forma segura y relajada.

La cadena de avisos y la intervención en el freno han sido concebidos de forma precisa para su uso en el tráfico urbano. Preventive Brake Assist 2 advierte en caso de colisión inminente con peatones o ciclistas, así como con objetos estáticos o en movimiento. Al conductor se le advierte tanto ópticamente mediante un triángulo iluminado en rojo en el visualizador central como acústicamente e inicia al mismo tiempo un frenado parcial. El frenado se mantiene hasta que el conductor interviene, hasta que la situación ya no es crítica o hasta que el autobús se para.

Gracias a la interacción del radar frontal, el radar de corto alcance y la cámara frontal, se explora de forma constante el área de hasta 250 metros por delante del autobús. Esta función de asistencia está garantizada hasta una velocidad de 60 km/h. Con nieve, lluvia, niebla, deslumbramiento fuerte, radiación solar directa o condiciones cambiantes de luminosidad, el alcance y la detección de vehículos y personas pueden verse afectados.

La luz de giro proporciona una seguridad considerablemente mayor, ya que mejora las condiciones de visibilidad al realizar giros en intersecciones y rotondas durante la noche, así como en maniobras hacia delante y marcha atrás.

La función se conecta automáticamente al circular hasta una velocidad de aprox. 35 km/h cuando se conectan los faros principales, se acciona la palanca de los intermitentes o se gira el volante. Al hacerlo, se conecta uno de los faros antiniebla para iluminar uno de los lados delante del vehículo que el faro principal no llega a iluminar. La electrónica inteligente conecta o desconecta la luz de giro atenuando su intensidad, con lo que los ojos del conductor tienen la oportunidad de adaptarse al cambio de las condiciones de luz.

Las cámaras de videovigilancia instaladas permiten controlar lo que ocurre en el autobús. Un sistema de videovigilancia no solo puede mejorar la sensación de seguridad del conductor y de los pasajeros, sino que además puede registrar actos de vandalismo cometidos en el vehículo.

Los datos se transmiten al monitor ubicado en el puesto de conducción. El conductor del autobús puede detectar y evaluar mejor determinadas situaciones y acontecimientos que tienen lugar en el compartimento de pasajeros y, en caso necesario, reaccionar ante un peligro. El autobús está provisto de pictogramas que informan a los pasajeros de que el vehículo cuenta con un sistema de videovigilancia. La videovigilancia aumenta la sensación de seguridad del conductor y de los pasajeros, fomentando el uso del transporte público. El sistema de videovigilancia forma parte del equipamiento opcional.

Nuestro asesor de ventas de autobuses y autocares le facilitará más información sobre la utilización de la videovigilancia y el almacenamiento de datos.